Plan de Seguridad

La violencia doméstica es peligrosa y es un delito. Planear irse o dejar una relación abusiva es un momento de alto riesgo. Existe un mayor riesgo de peligro durante este tiempo. Según un análisis de 267 muertes por violencia doméstica en Ontario entre 2003 y 2015, hubo separación real o pendiente en el 69% de esos casos.[1] Por esto mismo, contar con un plan de seguridad puede salvarte la vida.

El plan de seguridad es una prioridad máxima, ya sea que elijas permanecer en el hogar o irte. Hacer un plan de seguridad implica identificar las acciones que puedes tomar para aumentar tu protección, tu seguridad y la de tus hijos aún cuando estés conviviendo con la persona abusadora.

Un plan de seguridad ayuda a prepararse para la posibilidad de situaciones de mayor violencia y proporciona pautas a seguir si tu seguridad y/o la de tus hijos está en riesgo.

 

[1] Angus Reid Omnibus Survey, Canadian Women’s Foundation, 2012.

Protégete mientras vives con una persona abusadora
 

  • Cuéntale a alguien de tu confianza sobre lo que está pasando.

 

  • Piensa en situaciones pasadas y el nivel de fuerza de su pareja/la persona abusadora. Esto le ayudará a predecir qué tipo de peligro estás enfrentando tú y tus hijos y cuándo podría ser más seguro marcharse.

 

  • Diles a tus hijos que el abuso nunca es correcto, incluso cuando alguien a quien ama lo está haciendo. Diles también que el abuso no es culpa de ellos; ellos no lo causaron, ni tú tampoco. Enséñeles que es importante mantenerse a salvo cuando hay abuso.

 

  • Planifica adónde ir en caso de emergencia. Enséñales a sus hijos cómo obtener ayuda (por ejemplo, llamar al 911 o a un familiar). Diles que no se interpongan entre usted y su pareja si hay violencia. Planifica una palabra clave para indicarle que debe buscar ayuda o irse.

 

  • No corras a un lugar donde estén los niños, ya que su pareja/ la persona abusadora también puede lastimarlos.

 

  • Crea un plan para salir de su casa de manera segura y practícalo con tus hijos.

 

  • Pídele a sus vecinos, amigos y familiares que llamen a la policía si escuchan sonidos de abuso y que cuiden a tus hijos en caso de emergencia.

 

  • Si se está desarrollando una discusión, muévete a un espacio donde puedas salir fácilmente.

 

  • No vayas a una habitación donde haya acceso a posibles armas (por ejemplo, cocina, taller, baño).

 

  • Si estás lastimado/a, protégete la cara con los brazos alrededor de cada lado de la cabeza, con los dedos entrelazados. No uses bufandas ni joyas largas. No uses el cabello en una cola de caballo que tu pareja pueda agarrar.

 

  • Estaciona tu automóvil retrocediendo en el camino de entrada y mantenlo siempre con combustible.

 

  • Esconde tus llaves, teléfono celular y algo de dinero cerca de su ruta de escape.

 

  • Ten una lista de números de teléfono para pedir ayuda. Llame a la policía (911) si es una emergencia.

 

  • Es posible que tu refugio (shelter) local o la policía puedan equiparlo con un botón de pánico / teléfono celular.

Mientras te preparas para irte

 

  • No compartas que planeas irte.

 

  • Ponte en contacto con una organización de apoyo para obtener ayuda en el plan de seguridad (puedes llamar a la policía o un refugio para mujeres), incluida la búsqueda de un refugio al que puedas ir.

 

  • Trata de reunir yus documentos importantes (identificación, tarjetas bancarias, papeleo financiero, documentos de inmigración, pasaportes, tarjetas de salud, directorio telefónico personal, documentos legales, cualquier cosa que muestre tu dirección compartida, etc.) junto con llaves, medicamentos, y fotografías de tu niños.

 

  • Aparta dinero en efectivo y también considera abrir una cuenta bancaria a su nombre.

  • Si puedes hacer copias de sus documentos, pídele a alguien de tu confianza que se las guarde. Fíjate si puedes escanear los documentos y mantener un archivo electrónico seguro de ellos.

  • Habla con la escuela de tus hijos y dales una foto del abusado.

  • Si tienes un automóvil, estaciónalo retrocediendo en el camino de entrada y mantén el tanque de gasolina lleno.

  • Mantén un registro de incidentes violentos y cualquier prueba de abuso físico (fotografías, notas del médico o del hospital si ha recibido tratamiento).

  • Reúne cosas que sean de valor personal (como fotografías, joyas) y algunos juguetes u otros artículos personales para tus hijos; empaquétalos de una manera que sea fácil de recuperar.

  • Informa a tu empleador para que tu lugar de trabajo también pueda tener un plan de seguridad.

  • Borra el historial de su teléfono, cambie las contraseñas, etc. Sepa cómo borrar sus pistas en línea aquí.

  • Identifica cuál es el mejor momento para irse: cuando la persona que te está abusando no esé en la casa.

Cuando estés listo para irte
 

  • Obtén el acompañamiento de un amigo, familiar o vecino cuando te vayas, o pide una escolta policial.

  • Muévete a un lugar seguro que la persona que abusa de ti no conozca o sospeche, como un refugio al que pueda contactar con un poco de anticipación.

  • No digas que te vas

  • Ten un plan B si se esta persona descubre tu plan de salida

Después de que te hayas ido

  • Comunícate con organizaciones de apoyo que puedan ayudarte a solicitar una orden de restricción o fianza de paz y a obtener asesoramiento legal para protegerte a ti y a tus hijos.

  • Proporciona a la policía una copia de cualquier orden legal que tengas.

  • Si obtienes un número de teléfono, obtén un número no listado, identificador de llamadas y la opción de bloquear tu número cuando realiza llamadas. (Muchas veces tecleando #31# antes del número al que intentas llamar).

  • Asegúrate de que la escuela o la guardería de tus hijos esté actualizada de la situación, especialmente si existen órdenes legales

  • Lleva fotografías de tus hijos y de la persona que abusó de ti.

  • Pídeles a tus vecinos que llamen a la policía si ven a la persona que abusó de ti cerca.

  • Piensa en lugares y patrones o rutas que la persona abusadora conocería, e intenta cambiarlos (por ejemplo, ve a una tienda de comestibles diferente).

  • Si no te sientes cómodo caminando sola, intenta pedirle a un vecino, amigo o familiar que te acompañe

  • No regreses a tu casa sola

  • No confrontes a la persona que te maltrató