Search

Definiciones y re-siginifaciones de la familia de hoy

Coincidiendo con la celebración del “Día de la familia” en Ontario, la autora comparte sus reflexiones sobre los modelos vigentes de familia, fruto de sus experiencias y conversaciones con grupos de adultos latinos en Toronto.


Este lunes 15 de febrero se celebra el Día de la familia en Canadá. El Día de la Familia no es un feriado legal nacional, solo se celebra en ciertas provincias: New Brunswick, Alberta, Manitoba, Ontario, Saskatchewan y en Columbia Británica. En otras provincias también es un día feriado, pero por otras razones: Louis Riel Day en Manitoba, Nova Scotia Heritage Day en Nova Scotia e Islander Day en Price Edward Island. Mientras que en Quebec y en Newfoundland and Labrador y en los territorios es un día laborable como cualquier otro. O sea, no es un feriado legal nacional y solo incumbe al ámbito privado.

¿Qué se festeja cuando se festeja el día de la familia? La familia, claro. Mi familia, la tuya, la suya… pero ¿Qué es la familia? ¿A quiénes llamamos familia? ¿Propia o ajena – y ¿Cómo la definimos hoy en 2021?


Hay una definición “oficial”, la del diccionario. Existen múltiples otras definiciones como la jurídica o la religiosa; pero nos interesa la cultural, la definición que internalizamos, la que no disputamos y hasta creemos compartir unos con otros… Hasta que lo hacemos. Hasta que la compartimos, debatimos y la tratamos de re-elaborar. Y es allí cuando las certezas comienzan a desvanecer, las definiciones empiezan a quedar inapropiadas, insuficientes, discriminatorias, obsoletas y hasta grotescas.

Referencia: La Real Academia española define a la familia como “Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. 2. f. Conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje”.


Foto: Photo by Tyler Nix on Unsplash


Disertaciones sobre el modelo de familia

Hicimos un ejercicio de deconstrucción con el grupo de adultos mayores latinos dentro del programa de Community Engagement de Family Service Toronto; grupo coordinado por Rodrigo Briones que se reúne cada miércoles a las 11 AM -ahora por Zoom-. Lo que parecía que iba a ser una tarea fácil, definir entre todos qué es la familia, no lo fue. Tuvimos que de-construir para poder re-construir. Significar para poder re-significar.

Empezamos así: Ana y Juan son novios y tienen muchos planes juntos, ¿Son familia? ¿Si? ¿No?, ¿Qué los haría familia -si es que no lo fueran ya-? Alguno dijo: que se fueran a vivir juntos. Otras respuestas fueron: que tuvieran un hijo o pasaran por el registro civil, la Iglesia, el Templo, la Sinagoga, etc.

Pasó un tiempo. Ahora Ana y Juan tienen un bebé, Juana. ¿Son ahora una familia? ¿Si? ¿No? Si lo son, ¿cuándo comenzaron a serlo? ¿En el momento que planearon tener a Juana? ¿Y si no hubieran planeado ese embarazo? “¡No!” -exclamó alguno vehementemente- “Ya eran familia antes por compartir un proyecto de vida y amor”. Respuesta ésta que se repitió tanto como la que sostenía que comenzaron a ser familia en el momento en que la niña era registrada con el apellido (paterno -en este caso-). Mmm… Muchas eran las respuestas, pero ninguna llegaba a convencer a todos los participantes.

Nos preguntamos: ¿Es que la separación como decisión sobre la no continuidad de una pareja necesariamente disuelve una familia?

Ahora, Juan y Ana decidieron separarse. ¿Son/siguen siendo familia? La respuesta casi unánime fue “no”. Nos preguntamos: ¿Es que la separación como decisión sobre la no continuidad de una pareja necesariamente disuelve una familia? Un participante dijo: Ana y Juana lo son porque -suponiendo- viven juntas, pero Juan ya no lo es, él es soltero ahora. Pero – reflexionábamos- si le preguntáramos a Juanita, ella probablemente nos dirá que su familia son su padre Juan y su madre Ana y hasta su perra Mila…

Para salpimentar la discusión, supusimos que Juan se declara gay y decide formar una pareja con Manuel, quien vive con Sofía, una niña de 7 años, hija de la pareja (¿familia?) que conformara con María, la mamá de Sofía. Ahora bien, con este nuevo escenario, ¿hay familia? ¿familias? -¡Esperen! anunciábamos, -Ana también se enamoró de alguien, de Camilo. Juntos, aunque lo intentaron, no llegaron a quedar embarazados. La pregunta obligada: aún sin tener hijos, ¿son una familia? ¿Y qué pasa con parejas que deciden no tener hijos? ¿Y los padres o madres “solteros” por elección propia o imprevistos de la vida? Con esta terminología “padres solteros” o “madres solteras” vemos cómo se mezclan las cuestiones, cómo los títulos se terminan confundiendo la cuestión civil-jurídica del estado civil de una persona. No necesariamente es un padre o una madre soltera, son familias monoparentales.

El debate se enriquecía más y más. Las certezas, esas definiciones fuertes y determinantes terminaron acarreando el fuerte peso de la interrogación, del cuestionamiento propio y ajeno de lo que asumimos como la familia, de lo que -nos hicieron creer- y creímos y creemos que la familia es.

Tal vez lo estés pensando o lo hayas hecho antes: ¿y qué tal los hijos adoptivos? ¿Las familias adoptantes en transición? ¿Y a familia extensa? ¿Qué hay de los tíos, primos, abuelos típicamente incluidos en la noción de familia en la cultura latinoamericana? ¿Y los compadres y comadres? ¿Y qué hay de las mascotas? “Para mí, mi perro es mi mascota; he llorado la pérdida de una mascota tanto como la de cualquier otro miembro de mi familia” nos compartía un miembro del grupo.


El porqué de una familia, esa es la clave


En lugar de focalizarnos en quiénes hacen de una familia, empezamos a pensar en el por qué, en qué es lo que mantiene juntos a los miembros de una familia – sean quienes fueran-. Así es que se dijo: amor, respeto, reciprocidad, responsabilidad y cuidado. Estos serían los elementos que se pensaron indispensables para que exista – y se mantenga- una familia. Ya no era la consanguinidad, un apellido en común, una firma en un registro civil o religioso o compartir un mismo techo, ciudad o hasta país. Nos pensábamos como inmigrantes que seguimos sintiendo que la familia está con nosotros y es parte de nuestra vida, aun estando a miles de kilómetros de aquí, de Canadá. Reflexionamos sobre cómo los amigos que hemos hecho y hacemos en este país al cual emigramos, muchas veces terminan sintiéndose parte de nuestra familia.

Coincidimos en que el concepto de familia es dinámico. Que evolucionó (y evolucionará) con el tiempo; que es en definitiva un constructo social que debe ser interpretado en un contexto particular

Coincidimos en que el concepto de familia es dinámico. Que evolucionó (y evolucionará) con el tiempo; que es en definitiva un constructo social que debe ser interpretado en un contexto particular. Pero por sobre todas cosas coincidimos en que la experiencia de lo que la familia es -y quienes la integran- está atravesado culturalmente y se encuentra en la estrecha intersección con la experiencia personal de cada uno.

Por más que lo intentamos, no hemos podido llegar juntos a una a una única definición de lo que es la familia. Mejor dicho, concluimos que es mejor referirse en plural cuando nos referimos a la familia. Serán ahora “las familias” en un acto de reconocimiento y de honor al concepto que describe ese lazo único entre dos o más personas -estén o unidos legalmente o no, sean cis o trans, gay o heterosexual, vivan o no juntos, tengan hijos o no los tengan, tengan lazo de sangre o no, etc.

Felizmente creímos llegar al quid de la cuestión cuando preferimos re-pensar a las familias como dos o más personas que comparten el compromiso de cuidar el uno del otro afrontando juntos los desafíos de la vida. Esta (re)definición nos pareció no solo más auténtica e inclusiva, sino, además, más representativa de la realidad de hoy, febrero de 2021.

¡Feliz día de la(s) familia(s)! - Agustina De Benedetti


 


Para solicitar más información sobre los grupos gratuitos para adultos mayores latinos puede comunicarse en español con su coordinador, Rodrigo Briones al Rodrigobr@familyservicetoronto.org. Para solicitar atención terapéutica con consejeras -gratuita para adultos mayores- puede comunicarse en español con Family Service Toronto al Tel. 416-595-9618 o enviar un correo a: sau@familyservicetoronto.org.

Para solicitar más información sobre los servicios para mujeres cis y mujeres trans latinxs en español que ofrece el Centro para Gente de Habla Hispana (www.spanishservices.org) pueden comunicarse con Giselle Vazquez womenshelp@spanishservices.org o Celeste Bilbao-Joseph en cjoseph@spanishservices.org.


Agustina De Benedetti es Licenciada en Psicología Clínica (Argentina) y tiene una Maestría en Psicología (Canadá). Es psicoterapeuta registrada (cualificando) en el Colegio de Psicoterapeutas Registrados de Ontario (CRPO). Actualmente, además de trabajar como terapeuta clínica, desempeña trabajo comunitario orientado a crear conciencia sobre la violencia basada en el género como parte de la campaña pública llamada Neighbours, Friends and Families (NFF).



4 views0 comments